A QUIEN VOTARIAS PARA INTENDENTE DE MOCORETA

sábado, 29 de agosto de 2009

EL DIA DESPUES DE LAS ELECCIONES

Échale la culpa al perro

En una reunión de médicos especialistas de afecciones intestinales, estando presente una paciente, y el perrito de uno de los doctores más distinguidos, a la señora se le escapo un terrible gas, que inundo en segundos la sala con olor a sulfuro; todos convinieron en echarle la culpa al perrito, no a la medicación que habían dado a la pobre señora.

En los comités políticos pos elecciones del 13 de septiembre en cada pueblo de la provincia se va a escuchar “la culpa la tiene el perro”.

Mocoretá no está fuera de ese paradigma, si pierden los radicales la culpa va a ser del perro no de las malas políticas de los 4 años de gobierno y los desaciertos que se ha venido haciendo en políticas partidarias, que no han logrado establecer las mínimas cuestiones doctrinarias, como ser comité abierto para debatir y llevar al gobierno a través de los representantes las propuestas, trasparencia en la administración, es decir publicar los actos de gobierno que involucren dinero, y como decía Krause, de quien Irigoyen se nutrió en el desarrollo de la doctrina radical “ si un pueblo ha de representar una verdadera moral pública , el hombre como agente del destino, debe mantener y desarrollar su carácter nacional , en forma de moral pública, porque solo en razón de ella se hace respetable el pueblo, dentro y fuera como una potencia moral humana”

Si pierden los peronistas la culpa también va a ser del perro, nadie se va a acordar que a pesar de tener el gobierno nacional y la vice gobernación de su lado no han ayudado al pueblo en nada, que la dirigencia se borro durante cuatro largos años, que en el medio sufrieron una derrota electoral por no haber hecho militancia, como lo han hecho los peronistas auténticos durante los años del exilio forzoso del General, se han conformado con ser una masa inoperante que llora tras bambalinas, derrota tras derrota desde 1983, donde están las veinte verdades, donde la doctrina, donde quedo la justicia social, sin embargo el pobre perro cargara las culpas.

Si pierden los radicales de Arturo, también la culpa va a ser del perro, porque han tenido oportunidad de abrir el comité a todos los radicales y se conformaron con arrastrar por la fuerza a los empleaditos públicos nuevos y echar a los que no se han doblegado al imperio del poderío, nada más anti radical, si los otros no buscaron hilvanar la doctrina con la función del gobierno local, estos tampoco.

En fin, el pobre perro, y no es metafórico, es el gran culpable de todos los resultados posibles, a pesar de ser el mejor amigo del hombre.

Por otro lado cuando dos le echen la culpa al perro el tercero, que va a ganar, no va a decir ganamos por el perro, la frase va a ser “ganamos por mí” sin duda.