A QUIEN VOTARIAS PARA INTENDENTE DE MOCORETA

domingo, 11 de noviembre de 2012

LOS K SON UNOS SANTOS DEMOCRATICOS AL LADO DEL PERONISMO ORTODOXO

Mucho se habla actualmente en desde los medios de comunicación de la libertad de prensa, supuestamente sesgada en el país. Pero revisando el archivo histórico de este medio, se observan diferentes eventos que nos hacen caer en cuenta de otros momentos en el que realmente había problemas, o al menos, se presentaban de maneras más graves.
En noviembre de 1974, Perón había fallecido hacía meses y su esposa y vicepresidenta, Estela Martínez  transitaba los primeros momentos de su tumultuoso mandato. La situación económica no era la mejor y el Ejecutivo nacional exigía mayores esfuerzos a todos los sectores, tanto empresarios como sindicalistas, para poder atravesar el momento.
Como si fuera poco el malestar económico, la presidenta había dictado Estado de Sitio en el país, por la “generación de ataques terroristas”.
En ese clima, se produjo un hecho de suma gravedad para la libertad de prensa, la detención de los directivos del diario El Litoral, un lunes 11. José Antonio Romero Feris, titular de Editora Juan Romero en aquel momento, y Gabriel Feris, director de El Litoral fueron invitados a la sede de Gendarmería Nacional, donde al llegar, fueron apresados.
La acusación era clara, una infracción a la polémica Ley 20.840, la denominada Ley de Seguridad Nacional, años después derogada. La queja de la Justicia Federal era sobre publicaciones que había realizado el diario El Litoral en las semanas previas sobre diferentes actos realizados por la Triple A, como las amenazas a dirigentes radicales para que abandonen el país y el asesinato de un policía entrerriano.
“Pocho” fue liberado a las pocas horas luego de prestar declaración ante el juez Tobías Embón, mientras que Gabriel Feris, permaneció detenido varios días más, ante la consternación de muchos sectores políticos, quienes reclamaban la liberación del directo de este medio y exigían maximizar la libertad de prensa en el país.
La Asociación de Entidades Periodísticas realizaba fuertes críticas al Gobierno Nacional y exigía que se libere a la prensa de las restricciones impuestas. Este fue apenas el segundo caso en aquel entonces, de que usen la Ley 20.840 contra periodistas, el anterior caso había sido en Concordia, contra Juan José Durantini.
tomado de diario El Litorla de CTES