A QUIEN VOTARIAS PARA INTENDENTE DE MOCORETA

jueves, 29 de abril de 2010

DISCRIMINACION EN LOS ASCENSOS


El Gobierno decidió profundizar el control político sobre el mecanismo de selección para ascenso de los uniformados y recortó las atribuciones de los jefes de las tres Fuerzas Armadas.
Nilda Garré puso en vigencia la Resolución Nº 382, que literalmente interviene -y desarticula- el procedimiento de selección y clasificación de oficiales regulado en la Ley Nº 19101 de personal militar. Hasta ahora correspondía a la Junta de Calificación de cada una de las fuerzas el asesoramiento primario para la conformación de los cuadros de ascenso. La nueva disposición pasa por alto el estudio detallado de la actuación profesional -en base a las fojas de servicio y conocimiento diario del evaluado a lo largo de la carrera- que hacía ese órgano y reserva a la discrecionalidad de la ministra la última palabra para elegir a los candidatos a jerarquías superiores. Con el agregado -según reza el artículo 12 del escrito- de que: «La no inclusión en las propuestas de ascenso que la ministra de Defensa eleve al Poder Ejecutivo no dará lugar a reclamo». En los fundamentos la jefa castrense asegura que tiene facultad para variar y apartarse discrecionalmente de las clasificaciones discernidas por los jefes de las fuerzas tras ponderar los perfiles de los propuestos a ascenso. Esos perfiles responden en general «al respeto del sistema democrático y el orden constitucional, el compromiso con los derechos humanos, la transparencia y la ética en la función pública y en lo específico, al gobierno civil de la Defensa, el desarrollo de la acción militar conjunta y el planeamiento por capacidades», dice la disposición. Se diría que con sólo recitar ese dogma y tener un amigo en la política que lo promueva y beneficie, se llega a jerarquías superiores. Fuentes que pidieron no ser identificadas por temor a represalias apuntaron varios nombres de oficiales superiores ascendidos por simpatías con la ministra.
Ascensos
La resolución entró en vigencia justo en momentos en que la Comisión de Acuerdos del Senado se apresta a debatir hoy el ascenso de cuatro uniformados destinados en el Estado Mayor Conjunto (EMC) cuyos pliegos fueron propuestos por Garré a fines de 2009. Son ellos, Daniel Camponovo, comandante operacional del EMC, ascenderá a teniente general; Jorge González, segundo de Camponovo y Antonio Torres, jefe de Planeamiento Estratégico, serán vicealmirantes; Jorge Díscoli, y Humberto Trisano, ascenderán a brigadieres mayores. El retraso dio para que se sumaran a último momento tres más de la Fuerza Aérea Argentina: Raúl Acosta, actual subjefe del arma, quien aspira a ser brigadier mayor; el médico Víctor Muller ascenderá a brigadier mayor, y Guillermo Lozada, ex piloto del helicóptero presidencial, ascenderá a brigadier.

El pliego de los aviadores viene con premio; Garré pide a los senadores que Acosta sea promovido con retroactividad al 31 de diciembre de 2009. El pliego salió del Ministerio de Defensa el 18 de marzo y entró ayer al Senado.

En la última reunión de la Comisión de Acuerdos que se llevó a cabo el 14 de abril, la senadora Sonia Escudero (PJ Salta) solicitó al presidente Marcelo Guinle (FpV, Chubut) la comparecencia de los cuatro propuestos del EMC para escuchar su visión sobre el rol de las FF.AA. El senador pampeano Carlos Verna acotó: «Como ninguno tiene la aprobación de la Junta de Calificaciones y han sido elevados a consideración del Senado sólo con la opinión de la ministra, me parece bien que a los cuatro se los invite a participar de la reunión de Comisión». El Senado recela de la política de ascensos porque llegó a su conocimiento que varios oficiales del Ejército y de la Armada fueron relegados por «portación de apellido»; eran parientes (hijos, sobrinos, etc.) de ex militares imputados en procesos por violaciones a los derechos humanos. Ninguno de los desplazados tenía causas en la Justicia o antecedentes de delitos aberrantes contra las personas. Más aún, por su edad ni siquiera habían entrado al mundo castrense en los años de plomo. La alerta la dio la salteña Escudero quien según consta en la versión taquigráfica del 23 de diciembre de 2009, refiriéndose a los militares que quedaron apartados del ascenso dijo: «A mí me parece que no podemos mirar para otro lado. Por lo menos tenemos que abrir una mínima investigación a ver si realmente aquí se está produciendo un quiebre de la carrera donde no es el ascenso por mérito, sino que hay un sistema de discriminación organizado. Esto no lo podemos dejar pasar. Es ilegal en la Argentina discriminar a alguien en función de su apellido».
TOMADO DEL AMBITO FINANCIERO 
NOTA : LOS SENADORES DE LA OPOSICION DONDE ESTAN ?????