A QUIEN VOTARIAS PARA INTENDENTE DE MOCORETA

martes, 17 de noviembre de 2009

NO AL CARNAVAL sacandose la careta


LOS MUNICIPIOS NO DEBERÍAN GASTAR UN PESO EN CARNAVAL.
La crisis social siempre existió afectando a los sectores menos favorecidos y beneficiando a los más pudientes. Una brecha que ahora ha dejado de ser meramente interpretativa y comienza a expresarse con la llegada sin tregua sobre el territorio argentino. Es una crisis que no solo se concreta en el terreno económico y social sino que abarca a la superestructura de las instituciones en un régimen político que no tiene salidas.

Recordando el desarrollo de los últimos 10 años; después del correntinazo, caía la cortina para los sectores más conservadores y atrasados de la historia provincial y era aprovechado por dirigentes oportunistas y desconocidos de aquel establishment tradicional. Nada ha cambiado en la infraestructura productiva de Corrientes, esos medios siguen estando en poder de las familias tradicionales, más el agregado de algunas multinacionales de la agricultura y la forestación. Una fabulosa fuente de ganancia que es la privatización del control del agua, demuestra cómo los recursos naturales que son de todos se mantienen en una sola mano.

Sin embargo, en este tiempo llegamos al record de 500 mil correntinos por debajo del índice de pobreza, las enfermedades que señalan el abandono sanitario se han apoderado del territorio, desde mayo del 2008 los empleados públicos, docentes y judiciales no han visto mejoras salariales y con un promedio que ronda los 1500 pesos en un tiempo donde la canasta familiar está en 4500. Ya no son los conservadores históricos, la responsabilidad de esto ha sido de los agentes oportunistas encabalgados en las dos últimas gobernaciones de los Colombi. Pero para observar que este régimen no tiene salida el nuevo mandato (2009-2013) de Ricardo lo hará acompañado del Vicegobernador que en el `99 fue expulsado por el repudio de su pueblo. Es que, para esta nueva etapa, deberán apelar a lo más rancio de la provincia. La nueva situación se repite en muchos municipios, donde los recientemente electos, vuelven a utilizar las viejas piezas, quebradas y fundidas, de sus antecesores. Un caso paradigmático es el de Monte Caseros, en donde Eduardo Galantini lleva como Viceintendente a Eduardo Ayala Ortiz, quien hasta hace dos meses era el Secretario de Gobierno del saliente Cornaló, mostrando así que la “cantera peronista” está visiblemente agotada. Inmersos en el contexto de la señalada crisis y sin posibilidades de recomposición, las nuevas autoridades casereñas están decididas a solventar, con el dinero de todos, los “carnavales artesanales”, convencidos que tamaño hecho político será la plataforma de estabilidad social que necesitarán para enfrentar una administración sin fondos frescos ni apoyo de sus bases que, ante los focos de la crisis, profundizarán sus diferencias con los gobernantes.

No es salida, para ninguna municipalidad, poner todas las energías en el circo cuando realmente sus poblaciones claman por el pan. Si deciden ese camino, más temprano que tarde serán victimas del nuevo ascenso social, en una realidad combinada, donde los empobrecidos de siempre, los que luchan por el salario y otros sectores medios podrán converger hacia un clima de grandes rebeliones.
Guillermo Galantini
Por Opinion Socialista