A QUIEN VOTARIAS PARA INTENDENTE DE MOCORETA

miércoles, 7 de octubre de 2009

MUERTES VIOLENTAS

La violencia humana, para con otros humanos, está instalada en todo el mundo y es difícil acertar un modelo que permita predecir en base a la calidad de vida media de cada país, la religión, el sistema de gobierno. En América latina tiene el record Colombia con estimaciones que van de 45 a 61 muertes violentas cada 100 mil habitantes. El Salvador con cifras que alcanzan el 56,4 de piso y máximas de 57,4. Seguida de Venezuela con valores de 32, 5 a 37, y detrás el Brasil con 26,2 a 30,8. La Argentina exhibe valores de 5,3 a 5,5 y Uruguay de 4,7 a 6. El súper país EEUU ronda entre 5,6 y 5,9 y Canadá entre 1,5 y 2. Por otro lado los valores de Bolivia de entre 3,7 y 5,3 y de Haití con valores de 5,3 a 33,9.
Por lo expuesto hasta acá la pobreza no genera más violencia, es decir el principal factor determínate de la muerte violenta no está relacionado con la pobreza, ya que tanto Bolivia como Haití son los más pobres y no detentan los índices más altos.
Lo mismo se nota cuando vemos que Vietnam oscila entre 1,1 y 3,8 y la India con pobreza alta y presión de población promedia entre 3,0 y 5,5 y la China con mucha presión de población y calidad de vida media baja solo alcanza a 1,9 a 2,2, se puede afirmar que la presión de población tampoco es factor determinante.
Cualquiera diría que Sudáfrica es el más occidental de los países del continente africano, y sin embrago el índice es de 39 a 69, que la mantiene como la de mas crímenes; en África; que contrasta con países como Marruecos con medias de 0,5, uno de los índices más bajos del mundo. Indicaría que la “civilización” tampoco frena la violencia, tal vez el racismo y las luchas tribales pueden explicar estos altos índices.
Los países árabes tienen medias bajas con respecto a los occidentales. Así Afganistán Arabia Saudí, Irak, Irán no superan los 3 puntos. Lo mismo ocurre con Oceanía con medias muy bajas, respecto a las estadísticas nuestras, latinas, occidental y cristiana.
Lo que no es contradictorio, el Corán al igual que el cristianismo condena la muerte violenta, sin embargo América Latina va adelante.
Hay que recordar que fue Jesús quien puso un bisagra en la historia cuando cambio el “ojo por ojo diente por diente” por “amaos los unos a los otros y perdonad a vuestros enemigos”, que se supone son estandartes del cristianismo y que en nuestra América, la capital mundial del cristianismo; debería tener importancia.
Occidente compensa con Europa que difícilmente pasa 1,2 y en general se mantiene debajo de uno.
Nos queda solo un factor importante para analizar que es la producción, traslado y consumo de DROGAS, que podrían explicar estas estadísticas, ya que nuestra pobre América Latina va adelante en esa materia y hay una correlación entre la producción de drogas, su traslado, su consumo y la violencia; dejando excepciones como Bolivia, que si bien es productor, consumidor, es pacifica por idiosincrasia de su pueblo.
Así Colombia, México, Venezuela, el Salvador lideran las estadísticas de muerte violenta seguidos por Brasil, y lejos por EEUU y Argentina, consumidores y trasladadores estos últimos.
EEUU es sin duda el gran consumidor y el que fija el “mercado”, por la demanda que hace crecer la oferta, de acuerdo a la lógica de mercado.
¿El país más poderoso de la tierra no puede hacer nada contra el narco? ¿Quiénes proveen también armas, equipos tecnológicos, químicos; y dólares? Los EEUU lamentablemente destinan solo el 30 % a programas de prevención en su propia tierra manteniendo la demanda o tal vez aumentándola y el otro 70 % del dinero se destina a controlar las zonas productoras, es decir se usa otros países de campo de batalla contra la droga. Al menos es lo que se ve.
El 11 de abril de 1986 se firmo el Directivo Decisiones de Seguridad, corregida por Jorge Busch (dady) con énfasis en la represión a la entrada de la droga, pero no en los programas, el presupuesto de 4,5 billones de dólares en 1988 paso a 12 billones en 1992 y solo el 6 % se usaba dentro del territorio de EEUU.
Basado en el decreto 1833, el presidente Clinton firmo la orden ejecutiva 12978 en octubre de 1995 con la que se incauto el dinero y los bienes de 81 narcos, buen negocio para el Tesoro y las cosas no han cambiado mucho, se desembarca en Colombia, y se vislumbra que no va a disminuir la violencia, de la que son culpables algunos latinos pero también algunos de más al norte.
Conclusión: el factor principal de la violencia provocadora de muertes en América Latina es la producción de droga y en África el racismo.
(Consulta de datos de Elsa María Fernández Andrade y OMS) por luispmujica